Consejos para mantener la comida caliente

Consejos para mantener la comida caliente

Cuando llega el verano nos gusta disfrutar de las bebidas frías y algunos platos frescos, pero cuando llega el invierno pasa al contrario, nuestro cuerpo pide alimentos calientes y mantener la comida caliente es lo mejor.

Desde la cocina podemos favorecer que los comensales reciban los platos a la temperatura adecuada para su degustación, pero también hay que tener en cuenta que cuando hay reunión familiar o con amigos en torno a la mesa, la comida se extiende, se come más despacio mientras se conversa, y es una pena que la comida se enfríe pudiendo perder parte de sus propiedades gustativas e incluso su textura.

Empezando por la cocina, recordemos que uno de los usos del baño maría es conservar una elaboración caliente, lo hace proporcionando una temperatura suave, uniforme y constante, por lo que no debe ‘recocer’ los alimentos, para evitar que continúen perdiendo agua, basta con cubrir el recipiente que contiene la elaboración, sea una salsa, un guiso, etc., con su tapa, con papel de aluminio o film transparente.

Otra forma de mantener caliente una elaboración que ya está terminada pero que no se va a servir enseguida es utilizando el horno, estando templado, a unos 60-90º C dependiendo de lo que se trate, se mantiene en el interior del horno, sea en el recipiente de cocción (asegurándose de que no le afecte el calor moderado) o en los platos en los que se va a servir.

Y hablando de platos, calentarlos antes de servir es una de las prácticas más habituales en los restaurantes y muy fáciles de llevar a cabo en casa, se puede hacer en el horno o en el microondas.

No dejes que el frío le quite sabor a tu comida.

Post Comment