Historia de mi Casa en Alquiler

Historia de mi Casa en Alquiler
  1. Esta es una historia corta sobre un problema, una necesidad y afortunadamente, una gran solución. Espero que les enseñe que no hay que decirle sí a la resignación, pero también hay que tener paciencia y armarse de cosas buenas para dar los siguientes pasos a su tiempo.

Como todas las parejas, quisimos hacer nuestra vida juntos. No había espacio en nuestras casas familiares y la verdad es que ya no queríamos vivir separados. Ella me dijo que así fuese en el suelo, mientras estuviésemos unidos, todo sería bonito y se iría solucionando. Con tal inyección de amor, claro que nos atrevimos.

Conseguimos una casa pequeña en alquiler muy económica, nos sorprendió el precio tan bajo. La tomamos. Pues sí, como suponen acá viene la contra: el lugar estaba cerca de una esquina donde se aglomeraban vendedores ambulantes de comida y además se paraban coches a comer.

El ambiente siempre estaba viciado y aún no podíamos mudarnos. La salud iba mermando porque aunque el cerdo huela sabroso, ya por horas repugna. Y había 9 camiones de comida y coches con sus hedores en derredor.

Mi novia se decidió a buscar una solución y hurgando en la red vio en una (bendita sea) página  web sobre un ozonizador (generador de ozono), para limpiar el ambiente de la casa y que por su costo sería más rentable que mudarnos y alquilar en otro lado.

El mismo cumplió su cometido. Nos libró de malos olores, bacterias, polvo, ácaros y más. El aire era puro, la paz y la salud volvieron y nuestro amor crecía en un lugar armónico.

Tiempo después nos mudamos a un lugar mejor y propio. Y seguimos limpiándolo con nuestro generador porque las buenas costumbres jamás se han de perder.

Vean pues que una solución salvó un escollo y se volvió luego en una gran forma de vida. Espero les sirva nuestra historia para mejorar la vuestra.

Post Comment