Saltar al contenido

Urkullu: «El confinamiento extremo es la última alternativa»

noviembre 4, 2020
Urkullu confinamiento extremo
Compartir

Según las declaraciones emitidas por el lehendakari Iñigo Urkullu, el confinamiento extremo en Euskadi es la última alternativa, pero debido a la gravedad de la pandemia en las últimas semanas, no descarta su aplicación a la población. Con un aumento de casos y contagios, ha expresado que se encuentra en la búsqueda permanente de medidas que permitan a las personas continuar con sus labores, mantener la economía y proteger a la población.

Aunque en Euskadi ya se aplican ciertas medidas desde semanas pasadas donde se registró un aumento de los casos, el Gobierno Vasco evalúa la efectividad de forma permanente. Sin dudas, hace hincapié en la necesidad de un aporte y compromiso por parte de los ciudadanos, quienes pueden influir en la eficacia de las medidas y la disminución de los contagios.

Además, destaca que su gobierno ha sido efectivo en la detección temprana, así como en la aplicación de medidas para tratar de aplanar su curva de contagios. También, mencionó que en pro de proteger a sus ciudadanos, desde un inicio del repunte de casos inició de forma inmediata en conjunto con sus Instituciones la aplicación de medidas extremas para evitar se repitan escenarios pasados.

Medidas actuales que aplica el Gobierno vasco en Euskadi

Como parte de la efectividad mencionada por Urkullu en sus declaraciones, hace mención al cierre perimetral de su localidad con una duración de 15 días, así como la prohibición de movilidad entre municipios para sus habitantes. El gobierno aplica estas medidas con excepciones como razones de trabajo, salud, estudio, o atención a familiares que requieren cuidados especiales.

Con su constante monitoreo de la situación, manifiesta que trata en lo posible de evitar un confinamiento extremo, o un cierre total de movilidad, debido a que las personas resultaron seriamente afectadas con esta medida en los meses más críticos de la pandemia. Además, las actividades económicas sufrieron pérdidas significativas, por lo que asegura evitarla a toda costa.

La aplicación de las restricciones actuales ha resultado suficiente hasta el momento para controlar y mantener la curva de contagios en esta localidad. En caso de haber un repunte, evalúan aplicar restricciones en la vida nocturna, evitar la educación presencial y recurrir a modalidad a distancia, o incluso reducir actividades deportivas a sus habitantes.

Todas estas medidas forman parte de las estrategias utilizadas por Urkullu, quien ha sido uno de los primeros en proponer el toque de queda en toda España.

Urkullu: Aún no existe vacuna contra el COVID-19

En su declaración, también hace mención a que aún no existe una vacuna que ayude a evitar o controlar la pandemia, por lo que es necesario aprender a convivir con esta nueva normalidad. De igual forma, menciona que lejos de terminarse, aún queda mucho tiempo para conocer y enfrentar esta pandemia de salud que ha golpeado al mundo en los últimos meses.

Además, aún no se tiene un plan de manejo y prevención por parte de ningún país verdaderamente eficaz, por lo que solo queda de parte de los gobiernos y las comunidades autónomas proteger y tratar de mantener la vida de sus ciudadanos. Por esta razón, en Euskadi sus autoridades se mantienen alertas, y no descartan ninguna medida de ser necesaria.

Con la conciencia ciudadana de no salir de sus hogares solo para lo más necesario, de mantener el distanciamiento social, usar el antibacterial y tapabocas, Urkullu hace un llamado a la ciudadanía, de forma de evitar una nueva ola de esta pandemia. Además, hace mención que solo con el apoyo de la población, será posible evitar la aplicación de medidas de confinamiento extremas.